Los primeros síntomas de embarazo
467
post-template-default,single,single-post,postid-467,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Los primeros síntomas de embarazo

¿Has mantenido relaciones sexuales?

Sé que es una pregunta un poco rara, pero a veces hay quien nos pregunta si puede haber embarazo sin penetración y como la respuesta es «no», las dudas sobre un posible embarazo deben llegar por la sospecha tras haber mantenido relaciones sexuales en los días o semanas anteriores. Cuando digo días, además, me refiero a un mínimo de doce días.

Antes es posible que un test de embarazo dé positivo, pero es muy posible también que dé negativo aun cuando la mujer esté embarazada (todavía recuerdo a una mujer pidiéndonos en el centro de salud, hace unos años, un test de embarazo porque había mantenido relaciones sexuales la noche anterior y sin ninguna falta en la menstruación, lógicamente).

Los primeros síntomas de embarazo

Habiendo entonces mantenido relaciones sexuales sin protección, la sospecha de embarazo llega cuando se dan los siguientes síntomas, que son los más comunes, pero que no todas las mujeres notan, porque hay mujeres que sólo sospechan por el más lógico, la falta de menstruación, sin tener ninguna otra molestia o sin notar ningún otro cambio:

  • Falta de menstruación: Al fecundarse el óvulo todo el engrosamiento del endometrio que se prepara mensualmente y que se va con la menstruación se queda finalmente y por ello desaparece la menstruación. Se le llama amenorrea y es el primer síntoma claro, aunque no siempre es fiable, sobretodo en mujeres que tienen ciclos irregulares.
  • Cambios en los senos: Otro de los síntomas que da mucha información es cuando los senos empiezan a cambiar. Es posible que en las areolas aparezcan unos bultitos pequeños, que son los tubérculos de Montgomery o glándulas areolares que se engrosan y que serán los encargadas de lubricar la areola para el amamantamiento. Además, los senos se vuelven más sensibles, llegando a molestar más que cuando llega la regla y durante más días.
  • Sangrado de implantación: Hay mujeres que tienen el llamado sangrado de implantación, que se produce al implantarse el óvulo fecundado y que puede confundirse con el periodo. Es un sangrado más oscuro que el habitual, como marrón, de menor cantidad y que dura menos días. Sólo le sucede al 25% de las mujeres, así que la mayoría de las mujeres no lo sufrirán.
  • Síntomas de cansancio: Otro de los posibles síntomas es el cansancio, como un leve malestar. Es difícil definirlo y está muy sujeto a la subjetividad de cada mujer, pero puede suceder que la mujer se sienta más cansada de lo habitual, como si estuviera empezando a coger alguna enfermedad. Esto se debe a que aumenta un poco la temperatura basal corporal y a que aumenta el volumen de sangre, que hace que el corazón vaya más rápido y que la tensión arterial baje un poco.
  • Cambios en el sentido del olfato: Muchas mujeres que ya han estado embarazadas se dan cuenta de que lo están de nuevo al volver a notar los cambios en el sentido del olfato. Cosas que antes no molestaban ahora producen hasta náuseas de solo olerlas, empiezan a rechazar algunos alimentos porque huelen raro (cuando antes los comían sin problemas), etc.
  • Náuseas y mareos: Depende un poco de cada mujer, pues hay mujeres que empiezan a sentir estos síntomas más adelante y otras que apenas lo padecen, pero muchas tienen náuseas e incluso vomitan desde el principio, con unos despertares bastante duros, mareadas y con gran malestar.

Anastasia Dornak
Anastasia Dornak
anastasia@dradornak.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar